Principales ciudades

Berlín

Berlín, en comparación con otras ciudades europeas, tiene una historia joven, con apenas 800 años de vida, pero única. En 1307 se fusionaron las dos ciudades fundadoras Cölln y Berlín. En 1701, tras la coronación de Federico III como rey de Prusia (como el rey Federico I) Berlín se convierte en la residencia real. Con Federico II (1740-1786) comienza la nueva reorganización arquitectónica de la ciudad y en las siguientes décadas surgen las construcciones clasicistas de Knobelsdorff y Schinkel, las cuales han definido su rostro.

Berlín alberga a 160 museos. El Pergammonmuseum es el primer museo arqueológico del mundo. Berlin tiene 4 veces más puentes que Venecia, pues son más de 2000. El 44% del área de la capital son áreas verdes, lo que hacen de Berlín la metrópolis alemana más verde del país. El zoológico de la ciudad es el más diverso del mundo, con 17 mil animales y 1.6 mil especies diferentes. 

En los años veinte floreció la vida cultural con las representaciones teatrales innovadoras, estrenos de películas llenos de glamour y varietés llenas de vivacidad. Éstas y la incomparable vida nocturna de la ciudad son algunas de las razones por las que Berlín se convirtió en el centro de la «época dorada de los años veinte». Después de 1933, con la toma del poder de Hitler, se estableció la persecución de judíos, comunistas, homosexuales y cualquier opositor al régimen. Después del terror de la dictadura nazi y al terminar la Segunda Guerra Mundial, la ciudad quedó reducida a escombros. El 13 de agosto de 1961 comienza a construirse el muro de Berlín, que dividió la ciudad y separó a sus habitantes. Los berlineses celebraron la caída del muro el 9 de noviembre de 1989. Desde entonces, la ciudad no para de evolucionar.

Enlace de interés:

https://www.berlin.de/

Munich

Munich es la capital del Estado Libre de Baviera y la tercera ciudad de Alemania en habitantes. Una ciudad que no se decide entre lo chic y lo típicamente bávaro. Situada en el sur no lejos de los Alpes, Munich es una próspera metrópolis, cuya fundación se remonta al año 1158. «Entre el arte y la cerveza, Munich es como un pueblo acampado entre colinas» así lo escribió Heinrich Heine alrededor de 150 años atrás. Eso encaja perfectamente incluso hoy en día.

Con el Oktoberfest y la ópera, la Hofbräuhaus y la Pinacoteca, la BMW y el club de fútbol Bayern de Munich, lo antiguo y lo moderno se unen – Munich es una verdadera ciudad de ensueño al sur de Alemania. En los antiguos restaurantes de Munich se comen especialidades bávaras como la pierna de cerdo asado a la parrilla con chucrut (Schweinshaxe mit Sauerkraut), salchichas blancas (Weißwurst), o el famoso Leberkäs‘, un asado de carne de cerdo y vacuno, que se hornea en un molde de pan. La cerveza es la preferida entre las bebidas, por supuesto.

El Oktoberfest, el festival de la cerveza

El alcalde de Munich inaugura el Oktoberfest – la fiesta popular más grande del mundo, a las 12 del mediodía con la frase tradicional «O’zapft is» (¡está pinchado! – refiriéndose al barril de cerveza). Al «Wiesn»(como se le llama al lugar donde se celebra cada año el Oktoberfest) acuden en masa durante 2 semanas cientos de miles de visitantes para visitar las tradicionales y modernas atracciones, tomarse una cerveza en las gigantes carpas cerveceras y también comer un bocadillo disfrutando de la música regional.

Enlace de interés:

https://www.muenchen.de/

Hamburgo

Los orígenes de Hamburgo se remontan al año 808 d.C., en el que Carlomagno mandó construir el castillo Hammaburg, desde el que se vigilaba la zona al norte del río Elba. El término Hamma sigue siendo incierto, como la ubicación de este castillo. 

En el año 831, Ludovico Pío crea la diócesis de Hamburgo y en el año 834, Hamburgo fue designada sede de un obispado católico romano, cuyo primer obispo, Ansgar (Óscar), fue conocido como el apóstol del Norte. Debido a su situación privilegiada, fueron asentándose en Hamburgo numerosos habitantes, que se dedicaron mayoritariamente al comercio y a la pesca.

Puerto

El puerto de Hamburgo es un puerto y bahía de aguas profundas, sobre el río Elba, que desemboca en el Mar del Norte. Es llamado «la puerta al mundo de Alemania» y es el puerto más grande de ese país, el segundo más grande de Europa y uno de los primeros puertos en el mundo por el volumen de manejo de contenedores. Su localización es naturalmente aventajada y crea un lugar ideal para un complejo portuario con depósitos e instalaciones para trasbordos. Su historia es casi tan larga como la de la ciudad de Hamburgo, ya que fue fundado en el año 1189 y por siglos ha sido un puerto fundamental en Europa.

Enlaces de interés:

http://www.hamburg.de/

Fráncfort del Meno

Fráncfort del Meno es la metrópolis más pequeña del mundo. Apenas tiene 700.000 habitantes de los cuales uno de cada tres no tiene pasaporte alemán. Esta ciudad alberga la sede de más de 370 bancos, pero aquí no sólo se hace dinero. Se hace también política, política monetaria.

Fráncfort acoge al Banco Central Alemán, el Bundesbank, y desde 1999 es también sede del Banco Central Europeo, que dirige los destinos de la moneda única europea, el Euro. Por sus múltiples torres bancarias y rascacielos, Fráncfort lleva el sobrenombre “Mainhattan”. En el aeropuerto internacional de Fráncfort es el segundo aeropuerto más transitado de Europa. Además Fráncfort es la cuna de la democracia alemana. A mediados del siglo XIX y en la iglesia Paulskirche, se realizó la asamblea nacional de los delegados de los estados alemanes y se inauguró el primer parlamento alemán libremente elegido. La Feria del Libro de Fráncfort es la mayor feria comercial de libros del mundo, y en 2018 celebró su 70 aniversario. En el barrio de Sachsenhausen, muchos lugares con ambiente rústico ofrecen especialidades típicas de la región. No hay que perderse una visita a las tradicionales sidrerías y tomarse un “Äppelwoi” o “Apfelwein”, la refrescante sidra del Estado de Hesse.

El fascinante barrio financiero

El centro financiero más importante de Alemania con un extraordinario perfil de rascacielos. La mejor forma de apreciar este perfil es desde las orillas del Meno. Desde la plataforma de la Torre del Meno, con una altura de 200 metros se tiene una amplia vista sobre la ciudad y el Meno hasta la región Taunus (montañas de mediana altura). 

Aeropuerto de Fráncfort del Meno

Es el aeropuerto más grande de Alemania y sirve como escala de vuelos internacionales de todo el mundo. El aeropuerto es la base de operaciones de la aerolínea alemana Lufthansa. Debido a la baja capacidad de Fráncfort, Lufthansa divide el tráfico entre Fráncfort y el Aeropuerto de Múnich.  En términos de pasajeros, el aeropuerto de Fráncfort es el cuarto en Europa, detrás del aeropuerto de Londres-Heathrow, el Aeropuerto de París-Charles de Gaulle, y el Aeropuerto de Amsterdam Schiphol.

Enlaces de interés:

http://www.frankfurt.de/

Contacto Rápido

Conversa con Nosotros

¿Tienes alguna duda o deseas más información?
Escríbenos y con gusto te atenderemos.

¡Síguenos en nuestras redes sociales!

2 + 11 =

Share This